como dejar la tristeza y ser feliz

7 Claves para dejar atrás la tristeza y encontrar la felicidad

La melancolía es un sentimiento habitual que en algún momento de nuestras vidas todos hemos experimentado. ¿En qué grado se convierte en anormal? Te lo detallamos a continuación.

estrategias para superar la tristeza

Es importante recordar que la tristeza nos brinda la oportunidad de procesar lo que nos ha lastimado. Por ello, es fundamental permitirnos llorar o tomarnos un tiempo para sentirnos tristes y apagados, ya que esto puede ser beneficioso. Sin embargo, no deberíamos dejar que nos arrastre por más tiempo del necesario. Por suerte, existen varias acciones que podemos implementar tanto a nivel físico como psicológico para aliviar nuestro estado de ánimo y salir de la tristeza:

info@clinicagouet.com

Teléfono: +34 902 068 384

Av.da. Antsenpelkar, 123, portal 10, piso 3B

08020 Barcelona, España


© ® 2022 Clínica Gouet S.L.P - CIF: B09683681. Todos los derechos reservados.

Aviso Legal, Políticas de privacidad y protección de datos, Política de Cookies.

Te puede interesar

La redistribución y redifusión de los contenidos de esta web está prohibida sin consentimiento.

La empresa Europa Press ha establecido una medida estricta respecto a la protección de sus contenidos, por lo que queda expresamente prohibida la redistribución y redifusión de cualquier parte de su web sin un permiso previo y explícito.

Es imprescindible obtener el consentimiento de Europa Press antes de utilizar y difundir cualquier contenido de esta web, ya que se considera una violación de sus derechos.

Cualquier uso no autorizado de los contenidos de Europa Press será sancionado de acuerdo con las leyes correspondientes. La empresa se reserva el derecho de emprender acciones legales contra aquellos que infrinjan esta prohibición.

Libérate de tus preocupaciones

El primer paso para dejar de ser una persona triste es entender que darle vueltas a una misma idea durante todo el tiempo desgasta y es inútil.

Enfocar toda tu atención en eso que te deprime no solo aumentará la tristeza, sino también la frustración de no poder hacer nada al respecto.

Para detener este círculo vicioso, pon en práctica estrategias que te permitan desviar la atención de los pensamientos rumiantes, a aquellos que sí pueden aportarte bienestar.

Además, prueba desconectar con alguna actividad que divierta y te mantenga ocupado. Tal vez al inicio te cueste un poco, pero gradualmente te será más sencillo.

Si aún no has encontrado esa actividad que pueda llenarte, prueba varias opciones hasta que des con la que más te guste.

Prevé los instantes de melancolía

La vida puede ser como una montaña rusa de emociones, cambiando rápidamente de un extremo a otro. Por eso, es crucial prepararse para los momentos difíciles cuando estamos en una buena etapa. No se trata de obsesionarse, sino de tener en mente que todo lo que sube, inevitablemente bajará, y esto es normal y aceptable.

Cuando te enfrentas a un bajón, puedes aprovecharlo para reflexionar y hacer ajustes en tu manera de tratarte y cuidarte día a día. Practicar ejercicios de autoestima te ayudará a profundizar en estos aspectos y a identificar áreas que puedan mejorarse.

Recuerda siempre mimarte y cuidarte a ti mismo cuando te sientas triste. Disfruta de una taza de chocolate caliente, mira tu película favorita, date tiempo para descansar y date un baño relajante con sales aromáticas. Y no olvides que, como en una tarde de lluvia que da paso a un arcoíris, siempre habrá momentos mejores después de los bajones.

Actúa para mejorar tu bienestar personal

Abandonar la tristeza no es tan simple como decidir dejar de sentirla. La mejor opción es buscar la ayuda de un psicólogo, tal como recomendamos al principio. Este profesional trabajará contigo para crear una estrategia que te ayude a enfrentar la situación. Tener un objetivo en mente te mantendrá enfocado y, con el tiempo, podrás encontrar la solución a tu problema.
Para garantizar la calidad, fiabilidad, vigencia y validez de la información presentada, nuestro equipo revisó minuciosamente todas las fuentes citadas. La bibliografía utilizada en este artículo se considera confiable y precisa desde una perspectiva académica o científica.
Es importante destacar que los contenidos de esta publicación son únicamente informativos. En ningún momento deben ser utilizados como sustitutos de un diagnóstico, tratamiento o recomendación de un profesional. Si tienes dudas, consulta con tu especialista de confianza y obtén su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.

Qué es la tristeza

La tristeza es una de las cinco emociones básicas que experimentamos como seres humanos. Es un conjunto de reacciones químicas que generan diversos síntomas en nuestro cuerpo y mente.

Los síntomas más comunes de la tristeza suelen incluir una sensación de vacío, falta de energía, llanto, apatía y pérdida de interés en actividades que antes nos resultaban placenteras. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada persona es única y por lo tanto, cada uno experimenta la tristeza de manera diferente. Incluso en una misma persona, la intensidad o la forma en que se manifiesta la tristeza puede variar según el día o la situación. Además, la tristeza rara vez se presenta como una emoción aislada, sino que suele estar mezclada con otros sentimientos como la rabia o el enfado.

Las emociones han sido compañeras desde el principio de los tiempos. De hecho, la utilidad de muchas de ellas se remonta incluso a la prehistoria. La tristeza, por ejemplo, nos ayuda a sobrellevar los momentos difíciles al disminuir nuestro nivel de actividad y economizar nuestros recursos. Es decir, nos da la oportunidad de descansar y recuperarnos para poder enfrentar mejor lo que nos ha causado dolor. Además, la tristeza nos invita a reflexionar y buscar en nuestro interior cómo podemos superar la situación que nos ha afectado. Al enfocar nuestra atención en nosotros mismos, facilita la búsqueda de apoyo social y la integración de lo ocurrido.

Ponte en movimiento

Ejercicio físico como herramienta para prevenir y complementar problemas depresivos

Este estudio, realizado por la Dra. Martín Escudero, revela que el ejercicio físico puede ser beneficioso para prevenir y complementar problemas relacionados con la depresión. No solo eso, existen numerosas actividades que puedes practicar, solo debes encontrar la que más te guste y te resulte menos aburrida. Prueba con varias opciones hasta dar con la que mejor se adapte a ti. Una vez que comiences a ejercitarte, notarás una mejora en tu bienestar. Además, tu mente estará ocupada y podrás mantener tu cuerpo en forma.

Afrontando los desafíos del orgullo Claves para superarlos

La tristeza y la ansiedad suelen ir de la mano. En ocasiones nos enfocamos en el futuro, en lo que está por venir o en lo que nos depara. Y si a eso le sumamos nuestro estado de ánimo actual, la ansiedad aumenta al pensar en posibles situaciones negativas que no podremos afrontar. Por eso, es importante centrarse en el presente, en resolver cada situación que se presente, sin importar lo que vaya a pasar en unas horas.

Salir de casa es crucial, pero aún más importante es hacerlo en compañía. El aislamiento solo aumenta la sensación de soledad, lo que a su vez aumenta la tristeza. Por eso, es importante apoyarse en el círculo cercano y proponer planes de ocio para sentirse acompañado.

No podemos cambiar nuestro estado de ánimo simplemente pensando en que no queremos sentirnos tristes. Sin embargo, sí podemos influir en nuestro bienestar mediante cambios en nuestros hábitos y la incorporación de nuevas rutinas. Por ello, estas 6 pautas tienen un impacto inmediato en la tristeza y pueden reducirla y eliminarla por completo.

Artículos relacionados

Deja un comentario