como controlar las ganas de llorar

¿Cómo controlar las ganas de llorar? Tips y técnicas para manejar tus emociones

La acción de llorar es una manifestación innata del ser humano. Se presenta como una reacción ante diversas circunstancias y cumple la función de comunicación en los primeros años de vida.

Un torrente de lágrimas incontrolables es común

La función del llanto como respuesta fisiológica ante la activación emocional es ampliamente conocida. Es una expresión natural y útil para liberar emociones como la tristeza y la frustración. Por lo tanto, podemos afirmar que llorar es positivo y saludable. Sin embargo, ¿qué sucede cuando el llanto se vuelve constante e incontrolable?

Al igual que en otros aspectos de la vida, el llanto se considera normal hasta que comienza a interferir con nuestras actividades cotidianas. Aunque existen momentos en los que es común llorar durante más tiempo, como en situaciones de pérdida (como la muerte de un ser querido o una separación), ¿hasta qué punto es aceptable llorar sin parar?

Si te encuentras en una situación en la que el llanto parece no tener fin, es importante tener en cuenta que existen diferentes mecanismos para lidiar con la pérdida. En nuestro artículo sobre Duelo ante Pérdidas Significativas encontrarás información valiosa sobre estos procesos y cómo afrontarlos de manera saludable. No dudes en buscar ayuda si sientes que tu llanto está afectando negativamente tu vida.

La persistente necesidad de derramar lágrimas Cuál es la razón detrás de ella

Como hemos observado, el acto de llorar de forma persistente puede ser resultado de una pérdida o cambio importante en nuestras vidas, o puede ser una reacción a situaciones de estrés.

Si te encuentras llorando sin conocer el motivo y no puedes controlarlo, es posible que estés experimentando un trastorno depresivo. Esta es una manera de distinguir entre tristeza y depresión. Aquí encontrarás más detalles sobre las razones detrás de las lágrimas sin explicación aparente. Lo que es indudable es que las ganas de llorar constantes y prolongadas en el tiempo son un signo de que algo no está bien.

Otra razón para el llanto constante está relacionada con ciertos rasgos de nuestra personalidad. Por ejemplo, las personas con un alto nivel de neuroticismo son más propensas a llorar, así como a mostrar otras emociones. En este artículo podrás descubrir cómo es una persona neurótica y cuáles son sus características.

Cómo controlar tus emociones y evitar llorar constantemente

La interpretación de la realidad es la que determina nuestras emociones. Por ello, en ocasiones, éstas pueden ser más intensas de lo que los acontecimientos justifican.



Si en los últimos tiempos has notado una mayor sensibilidad y fragilidad ante los sucesos, y te sorprendes llorando por cuestiones que antes no te afectaban, es importante investigar qué puede estar sucediendo. Tal vez sea el resultado de algún medicamento que estés tomando, cambios en tus hormonas, conflictos no resueltos o incluso una depresión que no haya sido diagnosticada.

Superando la tristeza por un ser querido

Experimentar dolor por alguien es común al enfrentar una situación de pérdida, ya sea por una relación sentimental que termina o por la muerte de esa persona. El duelo es un proceso necesario y natural para sobrellevar dicha pérdida y aprender a vivir sin ella.

Durante este proceso, es importante mantenerse ocupado/a. Distraerse de la tristeza puede ser de gran ayuda. Piensa en actividades que te gustaría realizar, planifícalas y date un premio al completarlas.

Además, es necesario tener en cuenta los aspectos negativos de esa persona. Después de una ruptura, solemos tener un recuerdo idealizado de nuestra expareja, olvidando las cosas que nos molestaban. Es importante recordarlas para tener una visión más realista de la situación.

Tips esenciales para controlar el llanto en cualquier situación

Las lágrimas contienen agua, proteínas, glucosa y sal, casi igual que el plasma sanguíneo. Son como la "sangre" invisible de nuestras emociones, un componente que nos hace humanos aunque otros animales también pueden llorar, según los expertos.

A pesar de que en ciertas situaciones las lágrimas pueden ser molestas, es importante dejarlas fluir ya que no duele y nos libera. Sin embargo, hay ocasiones en las que necesitamos detener esta conducta y nos preguntamos cómo dejar de llorar. Aunque existe poca literatura científica que explique cómo hacerlo de manera efectiva.

Un estudio realizado por las Universidades de Oxford y Konstanz profundiza en este tema y destaca dos tipos de técnicas: aquellas enfocadas en la emoción subyacente y otras centradas en el acto de llorar. En este caso, nos centraremos en ambas herramientas y en algunas más que analizaremos.

Por qué lloramos

El periódico New York Times informa sobre las palabras de Ad Vingerhoets, el autor de "Por qué solo los humanos lloran: desentrañando los misterios de las lágrimas", quien señala que nuestras razones para llorar evolucionan con el tiempo. Los niños y los bebés suelen llorar por dolor físico, pero a medida que crecemos, rara vez lo hacemos. En cambio, en la adolescencia, la empatía humana se desarrolla y los adultos pueden llorar en respuesta al sufrimiento de los demás, ya sea en la vida real o en la pantalla.

Es cierto que también hay otras emociones positivas que pueden provocar lágrimas en los adultos, como una reunión con familiares o amigos que no vemos desde hace tiempo, o la victoria de nuestro equipo favorito. Sin embargo, según el Dr. Vingerhoets, son dos los principales desencadenantes del llanto en los adultos. "El primero es la sensación de impotencia", explicó. "Y el segundo, la separación y la pérdida".

Trucos para controlar las lágrimas

Llorar es una reacción natural y saludable, sin embargo, en ciertos momentos debemos dejar que ese desahogo se produzca después y evitarlo en situaciones en las que debemos mantener la compostura, como por ejemplo, en una tensa reunión de trabajo.

Por ello, es recomendable seguir estos consejos:

  • Llora antes de afrontar el conflicto: Si sabes que vas a enfrentarte a una situación incómoda o desagradable, es mejor que lidies con tus emociones antes del momento. Según la Dra. Bylsma, si te permites llorar previamente, será más probable que puedas mantener la compostura durante la situación.
  • Practica mantener la conversación enfocada: Evita que las emociones se descontrolen, céntrate en los hechos y no te dejes llevar por una discusión acalorada. Puedes ensayar previamente lo que vas a decir y cómo lo vas a decir, de esta manera podrás evitar que la intensidad de la situación aumente, según recomienda la Dra. Bylsma.

Cuándo buscar ayuda

¿Sientes que lloras con frecuencia y no puedes manejarlo? Es posible que necesites ayuda de un especialista.

Si este es tu caso, sería una buena idea

consultar con un profesional para explicarle lo que está pasando contigo. Así podrás descubrir si hay algún otro problema de salud subyacente, como depresión o ansiedad.
No lo dudes y busca el apoyo adecuado para ti.

Las razones detrás de nuestras lágrimas incontrolables

En ciertas ocasiones, atravesamos momentos en los que nos sentimos inclinados a llorar, sin importar el motivo. Esta reacción emocional tiene un origen, una causa que es importante aclarar y comprender. No es efectivo reprimir este mecanismo, ni centrarnos únicamente en dejar de llorar, como si colocáramos una curita sin sanar primero la herida.

Cuando perdiste el control

¿Lloras sin control ante situaciones emocionales repentinas? No te preocupes, existen trucos para mantener el equilibrio y controlar tus emociones.Un sencillo truco recomendado por Janine Driver, directora ejecutiva del Instituto de Lenguaje Corporal en Washington, es presionar la lengua contra el paladar para detener las lágrimas instantáneamente.

Además, relajar los músculos faciales también ayuda a contener las lágrimas, ya que estos se tensan cuando estamos muy tristes. Aflojarlos puede ser una forma de bloquear estas emociones.

Ahora que conoces algunos tips para controlar tus lágrimas, no dudes en ponerlos en práctica la próxima vez que te enfrentes a una situación inesperada que ponga a prueba tus emociones. Recuerda que eres dueño de tus sentimientos y puedes dominarlos con estos sencillos consejos.

Artículos relacionados

Deja un comentario