que es una amistad toxica

Cómo identificar y abandonar una amistad tóxica señales efectos y consejos

Una amistad sólida es un tesoro invaluable en la vida. Contar con un buen amigo o amiga que te acepta incondicionalmente, te impulsará a evolucionar como individuo, aliviará la carga de la soledad y aumentará tu bienestar en su totalidad. ¿Se puede desear algo más?

Intentan cambiarte

Una verdadera amistad comprende que cada individuo es único y que no tiene derecho a imponer cambios sin consentimiento. Puede ofrecer consejos y alentarte en momentos difíciles, pero siempre respetará tu autonomía.

Por ejemplo, si eres introvertido, un amigo de verdad te apoyará en la búsqueda de formas para conocer personas con intereses similares (como en línea o en un club de lectura). Por otro lado, una amistad falsa o tóxica intentará forzarte a cambiar al criticar tu timidez, afectando tu autoestima.

Es común encontrarse con un amigo que parece feliz y de acuerdo con todo lo que dices en un encuentro, pero al día siguiente se muestra irritable y llora por temas similares a los que hablaron juntos la última vez. Intentas contactarlo para verse de nuevo y ha desaparecido. Una semana después, vuelve a comunicarse contigo, de repente animado como si nada hubiera pasado. ¿Qué ha sucedido?

Señales de una relación amistosa nociva

Las relaciones tóxicas pueden ser difíciles de identificar, pero según TherapyChat, una plataforma de atención psicológica online, existen ciertos indicadores que pueden ayudarnos a reconocerlas. Por ejemplo, cuando una persona cercana nos anima a hacer cosas que sabemos que nos perjudicarán, es muy probable que estemos en una relación tóxica. Estos 'amigos' no nos ofrecen apoyo ni consuelo, sino que fomentan problemas en nuestras vidas, ya sea con la familia, la pareja, el trabajo o incluso las autoridades.

Una de las formas más claras de detectar estas relaciones es a través de las constantes críticas. Sin embargo, estas críticas no son bromas ni consejos constructivos, sino que son observaciones sutiles que desaprueban nuestro comportamiento o nuestras opiniones. Poco a poco, estas críticas van minando nuestra autoestima, sin llegar a generar grandes peleas.

Una de las características más peligrosas de estas relaciones es que se establecen sin que nos demos cuenta, a través de un fuerte vínculo emocional que nos une a la otra persona. Aunque es evidente para los demás, desde dentro es difícil reconocer la dinámica tóxica a la que estamos expuestos. Una vez que nos damos cuenta, es esencial tomar el paso siguiente y romper con esa relación dañina.

Rompiendo con una amistad dañina Consejos para liberarse

La psicoterapeuta estadounidense Erin Falconer ha lanzado su última obra, titulada Cómo no romper con tus amigos (Zenith, 2023). El subtítulo del libro, Aprende a cuidar las relaciones que aportan valor a tu vida, nos anticipa su contenido y objetivo. En sus páginas, la autora comparte su experiencia de enfrentarse a la dolorosa pérdida de una amiga y cómo esta situación la llevó a tomar una decisión: reducir sus expectativas afectivas para evitar sufrimientos futuros.

La pandemia nos ha sacado a todos de nuestra zona de confort, y Falconer no fue una excepción. Durante este tiempo de reflexión, la autora analizó sus amistades y se dio cuenta de que había personas en su vida que eran prescindibles, mientras que otras las añoraba de corazón. Con este aprendizaje, decidió buscar vínculos más sinceros y significativos. Además, no se olvidó de reflexionar sobre cómo ser un buen amigo de uno mismo para poder serlo también con los demás.

En uno de los capítulos de su libro, Falconer desgrana las características de una buena amistad. Para ella, lo más importante no es juzgar a la otra persona, sino analizar cómo es la relación que mantenemos con ella. Es decir, si realmente funciona, si nos gusta cómo nos sentimos y cómo nos comportamos en su compañía. Un buen amigo es aquel con el que no solo pasamos el rato, sino con quien podemos evolucionar, superar conflictos y tensiones, e incluso sobrellevar la ausencia.

No respetan tus límites

En un vínculo, sea cual sea su tipo, existen ciertos límites que pueden ser explícitos o implícitos. Estos límites son fundamentales para mantener una relación sana y respetuosa, ya que demuestran que se tiene consideración y afecto por la otra persona. Sin embargo, en una amistad tóxica, esos límites pueden ser constantemente ignorados y sobrepasados.

Es común que en una amistad tóxica, la persona que está haciendo daño a la otra, no respete su privacidad o la presione para realizar actividades que no desea en realidad. Incluso, puede llegar a no respetar los valores de su amistad. Si sientes constantemente que esta persona intenta aprovecharse de ti, es una señal clara de que la amistad no es sana. Se debe poner límites y alejarse de ese tipo de relaciones, por más doloroso que sea.

Los vínculos entre personas están definidos por ciertos límites que pueden ser explicitos o implícitos, pero que son esenciales en cualquier tipo de relación sana. Son una muestra de respeto y consideración hacia el otro, ya que demuestran que se tiene afecto por esa persona. Sin embargo, en una amistad tóxica, estos límites pueden ser constantemente ignorados y sobrepasados de manera negativa.

En este tipo de relaciones dañinas, es común que se ignore la privacidad y se presione a la otra persona para realizar actividades que en realidad no desea. Además, se pueden faltar el respeto a los valores de la amistad. Si sientes que la persona que debería ser tu amiga no para de aprovecharse de ti, es una clara señal de que la amistad no es sana.

Es importante reconocer estos límites y ponerlos en práctica para protegerse de las amistades tóxicas. Aunque pueda ser difícil, es necesario alejarse de este tipo de relaciones dañinas en lugar de tolerar un comportamiento negativo y perjudicial para uno mismo. Recordemos que en una amistad verdadera, los límites existen para proteger y cuidar a ambas personas involucradas, no para ser ignorados y sobrepasados constantemente.

Señales que indican una relación nociva cómo detectarla

Ahora que tienes conocimiento acerca de las amistades tóxicas, es momento de librarte de ellas. Para ello, es importante que te conectes con ese sentimiento de malestar que te provoca la relación. Identificar lo que está sucediendo es clave para mejorar tu situación. Tómate un tiempo para escucharte a ti mismo y dale espacio a tus emociones. Si cada vez que quedas con esa persona te sientes tensa, no puedes expresarte libremente o sientes la necesidad de controlar lo que dices, es importante que lo observes y te hagas consciente de ello.

El miedo puede dificultar tu capacidad de identificar estas situaciones y puede llevarte a mantenerte en una relación tóxica porque tienes miedo de estar sola. Por lo tanto, pregúntate a ti mismo: "¿De qué tengo miedo?". Reconocer y abordar ese miedo es un paso importante para salir de una amistad tóxica.

Rompiendo vínculos con una amistad dañina El camino hacia la liberación

Las amistades tóxicas pueden ser perjudiciales para nuestra salud emocional y debemos aprender a alejarnos de ellas. En este contexto, un dicho popular cobra fuerza: "Es mejor estar sola que mal acompañada". Debemos interiorizar y poner en práctica esta frase. Es importante que nos concedamos tiempo y espacio para estar con nosotras mismas. Podemos meditar, realizar técnicas de relajación, salir a caminar, hacer compras o simplemente contemplar el techo. Cualquier actividad que realicemos en solitario es valiosa y nos ayuda a fortalecernos.

Trabajar en nuestra autoestima es fundamental cuando se trata de salir de una relación tóxica. Es el aspecto más afectado en este tipo de vínculos y debemos dedicarle atención y cuidado. Te sugerimos revisar nuestro curso sobre este tema, impartido por Rosalba, una de las psicólogas de nuestro equipo.

Como siempre, agradecemos tu compañía y te invitamos a vernos el próximo domingo. También valoramos tus calificaciones y comentarios en plataformas como Spotify, Ivoox y Itunes, ya que nos ayudan a crecer. Seguimos trabajando para brindarte contenido de calidad y acompañarte en tu camino hacia una vida más saludable. ¡Hasta pronto!

Desconfianza y escepticismo hacia ellos

En la amistad, al igual que en las relaciones de pareja, la confianza es fundamental. Los amigos son ese apoyo incondicional en el que siempre puedes confiar y que nunca te defraudará.

Por eso, si empiezas a notar que no confías tanto en ciertas personas debido a promesas incumplidas o traiciones, es posible que tengas amistades tóxicas en tu entorno.

Es importante tener en cuenta que un verdadero amigo puede fallar en una promesa por motivos justificables. Después de todo, la vida es impredecible y nunca se sabe qué puede suceder. Sin embargo, si las razones que te dan no parecen convincentes, o si tu intuición te advierte sobre ciertas personas, lo mejor es mantenerlas alejadas.

Las reuniones no son lo tuyo

(Ejemplo utilizando formato html enriquecido)

Sábado cancelado: cuando bailar la Macarena es más emocionante que quedar con tus amigos

¿Alguna vez te ha llegado un mensaje por WhatsApp con la noticia de que vuestra reunión del sábado ha sido cancelada? Seguramente, si en lugar de desalentarte, tu primera reacción es poner en marcha tus mejores pasos de baile al ritmo de la Macarena, es una señal de que ya no disfrutas de la compañía de tus amigos como antes.

"Salir con ellos se siente como ir al trabajo", afirma la psicóloga Elizabeth Lombardo en una entrevista para la revista Woman's Health.

Según la experta, es importante prestar atención a nuestras emociones ante la posibilidad de quedar con nuestros amigos. Si notamos que, en lugar de sentir ilusión, nos invade la ansiedad, nos duele la cabeza o el estómago, puede ser un indicio de que es momento de replantear nuestras amistades.

¡No te preocupes, no es la única forma de encontrar un nuevo grupo de amigos!

Artículos relacionados

Deja un comentario