como dejar de obsesionarse con alguien

Cómo liberarte de una obsesión en 7 pasos

La obsesión hacia una persona puede tomar por sorpresa a cualquier individuo en cualquier momento de su vida. Para salir victorioso de esta situación, es crucial comprender las causas que la originan y así enfrentarla de manera efectiva.

La cautiva psíquica un aprisionamiento afectivo

Descubriendo la mente atrapada en la obsesión amorosa

El fenómeno de la obsesión por una persona puede resultar desconcertante. Quien lo padece experimenta una especie de secuestro emocional en su mente, siendo incapaz de controlar sus pensamientos. Se pierde la noción de lo real y lo adecuado, lo bueno y lo malo para uno mismo.

La mente obsesionada se ve dominada por pensamientos distorsionados, creando un torbellino de ideas que poco o nada tienen que ver con la realidad. Es difícil discernir lo verdadero de lo falso, lo factible de lo irracional.

A pesar de todo, sufrir una obsesión amorosa no significa padecer un trastorno mental. Cualquier persona es susceptible de verse atrapada en esta situación tan perturbadora. Sin embargo, existen factores que pueden influir y hacernos más propensos a caer en ella.

Señales de la pasión desmedida

Detectar una obsesión por una persona puede resultar complicado, especialmente para quien está obsesionado. Sin embargo, hay ciertas características que pueden indicar una obsesión enfermiza por una mujer o un hombre.

Una de estas características es la idealización excesiva de la persona amada. Esto significa que la persona obsesionada piensa que su amado/a es perfecto/a y la pareja ideal para ellos.

Esta obsesión amorosa es tan intensa que se vuelve imposible dejar de pensar en la persona amada. Los pensamientos están constantemente llenos de fantasías junto a ella o él.

Pero además de estos aspectos mentales, una obsesión amorosa puede manifestarse en comportamientos peligrosos y nocivos. Algunos ejemplos pueden ser el acoso, la manipulación o el control sobre la persona obsesionada.

Otro signo de una obsesión amorosa es la necesidad extrema de estar cerca de la persona amada en todo momento. Esta necesidad puede llevar a conductas de vigilancia o seguimiento, incluso a través de las redes sociales.

En casos extremos, la obsesión por una persona puede llegar a afectar negativamente la vida diaria de la persona obsesionada. Pueden descuidar sus responsabilidades, relaciones y su bienestar en general debido a la obsesión.

Si reconoces estos síntomas en alguien cercano a ti o en ti mismo/a, es importante buscar ayuda profesional para lidiar con la obsesión amorosa y recuperar una vida saludable y equilibrada.

claves para romper una dependencia emocional hacia alguien

Aprende a tratar tu obsesión por una persona

Una vez que hemos reconocido nuestra obsesión por alguien, es importante saber cómo manejarla. Por eso, te sugerimos seguir estos pasos:



No pienses que rodearte de amigos y familiares que te hacen sentir bien eliminará este malestar de inmediato. Sin embargo, si eres coherente y persistente con esta idea, con el tiempo comenzarás a alejarte de esa persona que ocupa tu mente y, gracias a nuevas experiencias, podrás tener una nueva perspectiva sobre tu vida en general y sobre este asunto en particular.



La obsesión puede aumentar drásticamente cuando alimentamos la imagen de una persona perfecta y soñamos con futuros felices a su lado. Para combatir esto, es necesario confrontar la imaginación con la experiencia real y tener una visión objetiva de los hechos. Te sugerimos leer este artículo sobre cómo dejar de idealizar a alguien.

etapas para superar una fijación

Para liberarnos de la obsesión, necesitamos abordar diferentes aspectos que la conforman. Primero y principal, debemos enfrentar el contenido de la obsesión, es decir, su parte cognitiva. Para ello, podemos seguir estos 7 pasos:

1. Identificar la obsesión

El primer paso es reconocer y definir lo que nos obsesiona, qué pensamientos o ideas recurrentes ocupan nuestra mente constantemente.

2. Cuestionar su veracidad

Es importante dudar de la veracidad de la obsesión, ya que muchas veces se basa en creencias irracionales o distorsiones cognitivas.

3. Reconocer su impacto en nuestras acciones

Es necesario tomar conciencia del efecto que la obsesión tiene en nuestro comportamiento y en nuestras decisiones.

4. Contrastar con la realidad

Una forma de desmontar la obsesión es cotejarla con la realidad y buscar evidencias que la respalden o refuten.

5. Buscar alternativas

En lugar de centrarnos en la obsesión, es importante buscar otras opciones o maneras de pensar que nos ayuden a salir de ese patrón de pensamiento.

6. Practicar la aceptación

Aprender a aceptar y tolerar la incertidumbre es fundamental para superar la obsesión.

7. Recurrir a la ayuda profesional

Si la obsesión nos causa un gran sufrimiento o interfiere en nuestras vidas, es recomendable buscar ayuda de un terapeuta o profesional de la salud mental.

Actividades que te Ayudarán a Superar una Obsesión Sigue Estos Pasos

Si te encuentras en la búsqueda de métodos para liberar tus pensamientos y creencias obsesivas, puedes estar tranquilo/a ya que existen diversas estrategias que pueden ayudarte. Solo es necesario que comiences a implementarlas y seas persistente en tu esfuerzo. Con paciencia y constancia, lograrás alcanzar tu objetivo.

Aquí en La Mente es Maravillosa, hemos revisado a fondo todas las fuentes citadas para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía utilizada en este artículo es considerada confiable y precisa en el ámbito académico y científico.

Es importante tener en cuenta que todos los contenidos de La Mente es Maravillosa son elaborados con fines puramente informativos y educativos. En ningún caso deben ser tomados como diagnóstico, consejo, o tratamiento profesional. Si tienes alguna duda, es siempre recomendable consultar con un especialista de confianza. Para más información, te invitamos a consultar nuestra política editorial.

estrategias para superar una fijación

Según los especialistas, las obsesiones se pueden clasificar en dos tipos: autógenas y reactivas. Las obsesiones autógenas son aquellas que surgen sin un estímulo externo identificable, mientras que las reactivas requieren de este estímulo para manifestarse.

Existe la creencia equivocada de que las obsesiones son imposibles de superar. Sin embargo, estudios e investigaciones demuestran que es posible encontrar un tratamiento efectivo. Incluso algunos psicólogos proponen terapias grupales para liberarse de una obsesión, aunque lo ideal es comenzar con sesiones individuales.

Es importante tener en cuenta que tu obsesión tiene solución, y con ello también se pueden tratar los síntomas que la acompañan, como ansiedad, depresión y miedo. A continuación, te mostramos 7 pasos que puedes seguir para liberarte de estos pensamientos:

  1. Comprende la naturaleza de tu obsesión y acepta que no es parte de tu verdadero ser.
  2. Busca ayuda profesional y sigue las recomendaciones de tu terapeuta.
  3. Aprende técnicas de relajación y meditación para controlar la ansiedad y el estrés.
  4. Identifica los pensamientos irracionales que alimentan tu obsesión y reemplázalos por otros más racionales.
  5. Encuentra actividades que te ayuden a distraerte y mantener tu mente ocupada.
  6. Rodeate de personas positivas y evita aquellas que alimenten tu obsesión.
  7. Practica el autoperdón y la paciencia con tu proceso de recuperación.

Recuerda que liberarse de una obsesión lleva tiempo y esfuerzo, pero con un tratamiento adecuado y tu compromiso, es posible superarla y vivir una vida más plena y feliz.

La clave automejora para solucionar los problemas en su origen

Encontrar una motivación para crecer y sentirnos bien es esencial para combatir la obsesión.

Cuando se tiene una baja autoestima, la obsesión puede alimentarse fácilmente, por lo que trabajar en uno mismo es crucial para abordar el problema.

La ayuda de un profesional de la psicología también puede ser de gran ayuda en estos momentos.

Hablar con alguien capacitado nos puede ayudar a controlar nuestros pensamientos y superar la obsesión más rápidamente, evitando así largos períodos de sufrimiento.


Solo cuando nos pongamos a nosotros mismos en primer lugar podremos enfrentar esta situación y superarla.

Consejos para no caer en la obsesión por alguien

Las obsesiones pueden ser abrumadoras y afectar negativamente el bienestar emocional y mental. Por lo tanto, es importante saber cómo manejarlas para que pensar constantemente en alguien no se convierta en un problema grave y se pueda superar.

Es esencial tomar en cuenta que liberarse de una obsesión requiere tiempo y esfuerzo, incluso si se siguen cuidadosamente los consejos y recomendaciones. Por lo tanto, se debe tener paciencia y perseverar en el objetivo de controlar estos pensamientos.

Descifrando las razones detrás de la fijación Qué desencadena la obsesión

Es común conocer el sentimiento de un amor platónico en algún momento de nuestra vida. Surge cuando idealizamos a una persona, sabiendo muy poco de ella. La mente se llena de imaginaciones y especulaciones sobre cómo sería en ciertas situaciones, hasta sentir que la conocemos por completo gracias a nuestra imaginación.

Sin embargo, este tipo de amor suele ser pasajero y limitado a una etapa de nuestro desarrollo, especialmente durante la adolescencia. La admiración puede convertirse en obsesión cuando no somos capaces de dejar de pensar en nuestro ser amado y dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo a él/ella. Lo seguimos en redes sociales, le respondemos a todo lo que publica e intentamos contactarlo a toda costa. Esta admiración u obsesión, si se vuelve peligrosa, puede convertirse en un acoso, y la persona puede llegar a descuidar otros aspectos de su vida por ello.

En ocasiones, esta obsesión está relacionada con trastornos mentales, por lo que no todas las personas que sienten atracción por alguien terminarán obsesionadas. Por lo general, la vida de la persona obsesionada está vacía, hay una gran insatisfacción personal y se crea una realidad paralela en la que el objeto de deseo ocupa todo su tiempo, evitando pensar en lo que realmente tiene. Además, detrás de estas situaciones se encuentran patrones de personalidad patológicos que pueden conducir a este problema.

Artículos relacionados

Deja un comentario