como caer bien a los companeros

Consejos para caer bien a tus compañeros de trabajo: Cómo mejorar tus relaciones laborales

Si te encuentras en tus primeros días en un empleo o si ya llevas un tiempo trabajando pero sientes que no estás integrado en tu equipo, en Mag te explicaremos algunas tácticas para ganarte la confianza y el respeto de tu jefe y colegas. Estos enfoques van más allá de simples trucos, son una forma de pensar que te traerán grandes beneficios si los pones en práctica. A continuación te mostramos cómo aplicarlos.

Atrévete a solicitar ayuda sin temor

¿Alguna vez has pensado que pedir un favor a alguien podría molestarle o ser una molestia para esa persona? Si eres introvertido, es probable que tengas esa percepción. Sin embargo, contrario a lo que puedas creer, la gente suele disfrutar ayudando a otros.

Según una investigación, cualquier persona que recibe una petición de ayuda y la cumple, empieza a caerle mejor a la persona que se la solicitó. Pero esto va más allá de agradar al ego, ya que un informe del 2016 determinó que este sentimiento no se mantiene cuando es un tercero quien pide el favor por ti. Es decir, no es por el favor en sí, sino por el simple hecho de que se te pida algo.

Masterizando la Actuación Profunda Concepto y Técnicas

El primer tipo de actuación en el trabajo se conoce como deep acting y se trata de personas que intentan modular sus emociones internas para adaptarse a lo que el trabajo demanda. En otras palabras, buscan controlar su estado de ánimo para adecuarse al ambiente laboral. No se trata de fingir, sino de ajustar sus sentimientos al momento.

En contraposición, encontramos a los regulators, que combinan el deep acting con actitudes más superficiales, lo que implica que sí fingen sus emociones. Luego están los low actors, que combinan ambos comportamientos sin una coherencia especial, y los non-actors, que actúan según sienten sin regular sus sentimientos en absoluto.

La investigación demuestra que los regulators son los más propensos a sufrir niveles más elevados de malestar en el trabajo, ya que fingir emociones implica un esfuerzo y una falta de autenticidad que puede llevar al estrés crónico e incluso a la depresión. Por el contrario, los deep actors experimentan una menor fatiga emocional y sensación de inautenticidad.

Sin embargo, no es necesariamente mejor ser un non-actor, ya que ser auténticos en exceso puede tener sus consecuencias negativas en el ambiente laboral. Aunque ser transparente tiene beneficios y ayuda a conectar con los demás, decir siempre lo que pensamos y actuar según sentimos puede resultar en una personalidad insoportable. Además, el deep acting no es algo frío o forzado, sino que es una habilidad que todos ponemos en práctica en nuestro día a día.

Demuestra tu habilidad de Escucha Efectiva

Escuchar no es suficiente, también debes demostrar que estás prestando atención. Según la psicología, mostrar señales no verbales de cordialidad y amabilidad es clave para aparentar que estás atento. Una buena manera de lograrlo es através de expresar contacto visual, mantener una postura abierta, asentir con la cabeza y sonreír.

Aumentando mi habilidad para interactuar con mis colegas

Descubre 10 estrategias para mejorar tu habilidad social y conectar con los demás de manera más efectiva.

Una de las claves fundamentales para tener éxito en tus relaciones interpersonales es tener confianza en ti mismo. Cree en tus habilidades y en lo que tienes que aportar a una conversación o interacción.

Atrévete a hablar con personas que no conoces, ya que puede llevarte a aprender cosas nuevas y ampliar tu círculo social. No te cierres a interactuar solo con quienes ya conoces, sal de tu zona de confort y acércate a nuevas personas.

Mantener un contacto visual con tu interlocutor es fundamental para generar conexión y demostrar interés en lo que está diciendo. No tengas miedo de mirar a los ojos mientras hablas o escuchas.

Una forma de demostrar empatía es interesándote de manera genuina en la vida de los demás. Escucha con atención, haz preguntas y muestra interés en sus gustos, intereses y experiencias.

Amplía tus horizontes y no te limites a interactuar solo con tu círculo cercano de amigos y familiares. Sal de tu zona de confort y conoce nuevas personas y perspectivas, esto te permitirá aprender y crecer como persona.

Finalmente, mantener el contacto con las personas que conoces es esencial para mantener una buena relación. Envía mensajes, llama o planea actividades juntos para fortalecer los lazos y mantener la amistad o conexión.

Cómo mostrar una conducta amable y consciente hacia nuestros compañeros

Se debe prestar atención a la persona mayor, no solo oírla. Es esencial que perciba que su voz es valorada y considerada. Asimismo, es crucial dar importancia a sus puntos de vista y deseos y actuar de acuerdo con ellos. De esta manera, aseguramos un trato respetuoso y equitativo hacia ellos.

Demuestra habilidades de empatía auditiva

Algunas veces, puede ser complicado aplicar este truco que parece tan simple. Sobre todo cuando eres nuevo en una organización y todos intentan hablarte al menos por un momento para mostrarse amables. Además, escuchar no es suficiente, también tienes que aparentar que estás prestando atención.

Según la psicología, para dar la impresión de que estás escuchando, es importante transmitir señales no verbales de calidez y amabilidad. Una de las formas más efectivas de hacerlo es mirar a la gente con una postura abierta, establecer contacto visual, asentir con la cabeza y sonreír. De hecho, un estudio realizado en 2017 por el Instituto de Sistemas Inteligentes y Robótica de la Universidad Pierre y Marie Curie de París (Francia) demostró que sonreír aumenta en 10 veces las posibilidades de ser percibido como una persona afectuosa.

Nunca te olvides de pedir disculpas aunque pienses que no hace falta

A veces puede resultar paradójico, ya que, al pedir disculpas, se supone que has hecho algo mal y deberías esforzarte por hacer todo lo posible para caer bien en el trabajo, evitando cometer errores. Sin embargo, el simple hecho de disculparte no siempre significa que hayas hecho algo mal y ahí quizás radique el problema.

Diversas investigaciones han demostrado que las disculpas tienen un efecto positivo tanto en situaciones de culpa propia como de culpa ajena (como el mal tiempo, un atasco en el autobús o una cita médica retrasada). Esta técnica, conocida en psicología como "disculpa superflua", ha sido comprobada por expertos y ha demostrado su eficacia.

En un estudio realizado en 2013 se analizó un caso real de disculpa superflua. El experimento consistió en acercarse a desconocidos bajo la lluvia y pedirles: "¿Me prestas tu teléfono? Necesito realizar una llamada". La mayoría de las personas no accedían. Sin embargo, cuando el investigador comenzaba la interacción diciendo: "Disculpa por la lluvia", la aceptación aumentaba hasta en un 400%.

Estrategias para agradar y ganar a su superior en pasos

En una nueva empresa, es común recibir muchas preguntas al inicio. Aunque responderlas no influye en tu relación con tus compañeros, la psicología sugiere ir más allá y devolver esas preguntas o plantear nuevas. Un estudio de 2017 publicado en Journal of Personality and Social Psychology reveló que hacer preguntas es un indicador de la simpatía en encuentros de citas rápidas, y los participantes que hacían más preguntas lograban más segundas citas.

Muchos creen que pedirle algo a alguien resultará en incomodidad o molestia. Sin embargo, contrariamente a esta creencia, a la mayoría de las personas les gusta ayudar. Un estudio en EE.UU. concluyó que cuando se pide un favor y este es cumplido, la relación con esa persona mejora.

Artículos relacionados

Deja un comentario