irse a vivir juntos al mes de conocerse

Convivir al mes de conocerse 9 aspectos esenciales a considerar

La coexistencia no es siempre sencilla, y tomar la decisión junto a tu pareja, tampoco lo es. En ocasiones, el tiempo es un factor determinante, y en otras, hay varios elementos en juego.

Estilo de vida

Harper's BAZAAR forma parte de diversos programas de marketing de afiliación, lo cual implica que recibe comisiones por las adquisiciones realizadas a través de los enlaces a los sitios de los vendedores.

Nueva en la relación Todo comienza

Tomar la decisión de vivir juntos es algo muy emocionante para muchas parejas, incluso cuando se conocen hace poco tiempo. Sin embargo, la sexóloga de parejas Isiah McKimmie advierte que esta puede no ser la mejor opción si aún no han tenido discusiones serias que pongan a prueba la relación.

De acuerdo con McKimmie, es esencial observar cómo reacciona nuestro compañero ante una discusión o una conversación difícil. Estos momentos pueden ser determinantes a la hora de decidir si es viable mudarse juntos o no.

En resumen, no es recomendable dar el paso de vivir juntos si aún no han enfrentado desafíos importantes en su relación, ya que estos pueden revelar aspectos fundamentales de la personalidad y la compatibilidad entre la pareja. Tómate el tiempo necesario para conocer a tu compañero y evaluar si comparten un proyecto de vida en común antes de dar el paso de mudarte juntos.

Dinero

Hablar de finanzas no es algo agradable, y a menudo puede hacernos sentir incómodos o juzgados por los demás. Por ello, es crucial que seamos cuidadosos y cautos al hablar de dinero. Aunque tengamos diferentes perspectivas sobre cómo manejarlo, no debería ser un motivo de conflicto. Sin embargo, si hay algún tema en particular que te preocupe, es mejor abordarlo lo antes posible.

Es importante que compartas con tu pareja todas tus ideas y preocupaciones con respecto al dinero. ¿Están planeando tener una cuenta conjunta? ¿Qué pasa con las tarjetas de crédito? ¿Cuál es su plan de ahorro? Discútanlo en detalle y abiertamente. Callar y ocultar las cosas solo provocará resentimiento y problemas a largo plazo.

Es esencial que tengan claras las prioridades al gastar el dinero. Puede que a tu pareja le interese ahorrar para viajar, mientras que tú prefieras invertir en ropa. Incluso podrían considerar tener una reunión mensual para evaluar sus finanzas. Esto puede parecer exagerado, pero los problemas monetarios son una de las principales causas de separación en las parejas, incluso más que el sexo, los hijos o las tareas domésticas.

Dónde vais a vivir

Cambio de domicilio: ¿Estás preparada para compartir tu espacio?

Quizás pienses que mudar a tu chico a tu piso será igual que buscar uno juntos y comenzar una nueva vida en un hogar en común. Pero es muy diferente... Piénsalo, ¿estás preparada para sentir tus espacio invadido?


Vivir juntos requiere ser un equipo y tomar decisiones de decoración de manera conjunta. Si eres tú la que se mudará a su apartamento, deberás aceptar su estilo en la decoración y sus pósters en las paredes. Si lo prefieres, también pueden tener una cita en Ikea y elegir muebles que a ambos os gusten. ¿Te animas?

Vuestras citas

¿Vais a vivir juntos? Entonces os veréis todo el tiempo, ¿verdad? Bueno, quizás os sorprenda lo poco que realmente disfrutáis de estar juntos si no hacéis planes especiales (y no, preparar juntos los tuppers del día siguiente no cuenta). El hecho de vivir bajo el mismo techo no elimina la necesidad de compartir momentos juntos fuera de casa. Por el contrario, más que nunca necesitaréis crear momentos de calidad fuera de vuestro hogar.

¿Noches de cita? ¡Ahora puede que no suene tan emocionante! Sin embargo, si antes de vivir juntos solíais salir los sábados por la noche, ¡no dejéis de hacerlo! Y si no teníais un día específico para salir, siempre podéis revisar vuestras agendas y estar atentos a los posibles días libres para planificar una cita (¡pero no os saltéis ninguna semana!). Además, seguro que así se os ocurren opciones más originales para no caer en la monotonía...

Cuándo es el momento ideal para convivir en pareja

Mudarse juntos: ¿cuánto tiempo debemos esperar?¿Dos años o uno? Esta es una pregunta muy común cuando se trata de decidir mudarse juntos. Según la opinión general, la mayoría de las personas creen que se necesita al menos dos años antes de tomar ese gran paso, mientras que otros piensan que un año es suficiente.

Sin embargo, independientemente de la duración considerada, todos coinciden en la importancia de conocer bien a la pareja antes de mudarse juntos. Y esto nos lleva al tema del enamoramiento. Muchas veces, al inicio de una relación, estamos tan enamorados que no vemos las posibles señales de incompatibilidad. Por eso, es necesario tomarse el tiempo necesario para conocer a fondo a la otra persona antes de dar ese gran paso.

Así se pueden evitar futuras sorpresas o conflictos y garantizar una convivencia armoniosa y feliz. Así que, antes de decidir mudarse juntos, tómate el tiempo necesario para conocer bien a tu pareja y asegúrate de que están en la misma página en cuanto a sus valores, metas y expectativas para el futuro.

Es viable una convivencia prematura Es posible mudarse juntos tras un mes de relación

Es importante tener en cuenta que cada relación es única y, por lo tanto, no hay una fórmula exacta para determinar cuándo es el momento adecuado para vivir juntos. Sin embargo, es recomendable tomarse un tiempo para conocerse en diferentes situaciones y contextos antes de dar este paso importante en la relación. Esto permitirá que ambas partes se conozcan mejor y comprendan si están realmente listas para iniciar una vida en común.

De esta manera, se podrán construir relaciones saludables y duraderas que se fortalezcan con el tiempo y el conocimiento mutuo. ¡Tomarse un tiempo para conocerse mejor siempre será la mejor opción!

Hay un tercero en la residencia y no se ha mencionado

En ocasiones, es posible que otra persona participe en el proceso de mudanza. Esta persona puede ser un hijo de alguno de los involucrados o un compañero de piso. En tales casos, es crucial que antes de tomar una decisión sobre la mudanza, se realice una discusión sobre quién vivirá en el mismo lugar, ya que no siempre la otra persona estará dispuesta a compartir su espacio con alguien más.

Según Ryan Howes, un psicólogo de Pasadena, California, es importante tener en cuenta que "aunque uno pueda sentirse emocionado con la idea de convivir con otros, si no hay consenso entre todas las partes, no es una decisión recomendable". Por lo tanto, es imprescindible tener en cuenta las opiniones y preferencias de todos los involucrados antes de tomar una decisión tan importante como la mudanza.

Discusiones

El paso natural de las parejas felices es irse a vivir juntas, pero esto puede traer problemas al estar 24 horas al día juntos, entre 4 paredes.

Para evitar posibles conflictos, es importante que habléis sobre qué temas creéis que podrían surgir y cómo resolverlos de manera efectiva. Además, es fundamental que ambos estéis dispuestos a llegar a acuerdos y que tengáis una forma saludable de discutir cuando no estéis de acuerdo.

Una pareja que no resuelva rápidamente los problemas, sin causarse daño ni guardar resentimientos, tendrá dificultades en su relación. Es por ello que es necesario trabajar en la comunicación y en encontrar formas constructivas de manejar los conflictos.

El momento idóneo para dar el paso de convivir con tu pareja

El momento adecuado para comenzar la convivencia en pareja puede diferir en cada caso, pero lo esencial es que ambos se sientan emocionalmente listos y que hayan fortalecido una base sólida de confianza y comunicación. Este aspecto es vital para que la relación funcione y sea duradera y armoniosa.

Es importante que se hayan conocido a profundidad y que hayan discutido juntos los aspectos fundamentales de la vida en pareja, como las responsabilidades domésticas y las expectativas futuras. Esto permitirá que la convivencia sea más fluida y satisfactoria para ambos.

Una vez que se haya establecido una buena base emocional y comunicativa, es necesario llegar a un acuerdo en temas vitales como la distribución de tareas en el hogar y las metas a largo plazo. La decisión de mudarse juntos debe ser tomada por ambos en un momento en que se sientan preparados para afrontar los desafíos que conlleva vivir bajo el mismo techo.

Ambos deben desear dar este paso y estar dispuestos a enfrentar juntos cualquier obstáculo que se presente en el camino. De esta manera, podrán construir una vida en pareja sólida y feliz. Si ambos están verdaderamente preparados, el momento oportuno para mudarse a vivir juntos será el indicado.

La conversación sobre finanzas aún no ha empezado

No hay nada más importante en una relación de pareja que tener una buena comunicación y transparencia en cuanto a los gastos se refiere. Si estás pensando en mudarte con tu pareja, es esencial que ambos se sienten y hablen sobre sus finanzas. De lo contrario, el riesgo de que la convivencia termine en separación es mayor. Como dice el dicho, "cuentas claras, conservan la amistad", y esto también aplica a las relaciones de pareja.

Para asegurar una convivencia exitosa, aquí te dejamos cuatro consejos que debes tener en cuenta al momento de planear mudarte con tu pareja. ¡No los subestimes y asegúrate de estar preparado para esta nueva etapa en tu relación!

1. Hablen sobre sus finanzas: Antes de tomar cualquier decisión, es importante tener una conversación honesta y abierta sobre sus ingresos, gastos y deudas. Así podrán establecer un presupuesto conjunto y evitar sorpresas desagradables.

2. Sean claros con sus responsabilidades: Es importante que ambos estén de acuerdo en qué gastos serán compartidos y cuáles serán responsabilidad individual de cada uno. Esto evitará conflictos y malentendidos en el futuro.

3. Establezcan un fondo de emergencia: Pueden surgir situaciones imprevistas en las que necesiten dinero extra. Por ello, es recomendable que establezcan un fondo de emergencia al que ambos contribuyan para estar preparados ante cualquier eventualidad.

4. Sean realistas: No se dejen llevar por las emociones y piensen de manera objetiva antes de tomar la decisión de mudarse juntos. Asegúrense de que estén en una posición financiera estable y realista para mantener una convivencia armoniosa.

Artículos relacionados

Deja un comentario