a veces estamos tan presentes que nos volvemos invisibles

Cuando la presencia en exceso nos hace desaparecer: ¿Cómo evitar ser invisible?

Según la psicóloga Emma Trilles, es un fenómeno paradójico que cuando nos mostramos muy disponibles para los demás, terminamos siendo invisibles. Las personas a nuestro alrededor se acostumbran tanto a nuestro constante apoyo que hasta pueden reaccionar de manera negativa cuando no estamos disponibles. Nos reprochan con frases como: "no eras así antes", "¿qué te sucede?", "has cambiado". Sin embargo, aunque es cierto que nuestra actitud de estar presentes en la vida de los demás no siempre es correspondida, es justo que sea valorada y no dada por sentado.

Artículos relacionados

Deja un comentario