la isla mas peligrosa del mundo

Descubre la isla más peligrosa del mundo y sus aterradores secretos

El verano ya ha llegado y, con él, las tan esperadas vacaciones. Muchos anhelan escapar a una isla paradisíaca, donde puedan dejarse llevar por la tranquilidad y el encanto de sus playas de suave arena blanca. Algunos simplemente lo sueñan, mientras que otros tienen la suerte de vivirlo en primera persona, deleitándose con la hilera de altas palmeras que parecen rozar el cielo y refrescándose con un delicioso cóctel en una cómoda tumbona.

EXTREMADAMENTE VULNERABLES

El descubrimiento de los sentineleses

A finales del siglo XIX, el archipiélago indio de Andamán y Nicobar, del cual forma parte la isla Sentinel del Norte, era una colonia británica penitenciaria. Un hecho conocido desde entonces. En busca de fugitivos, Jeremiah Homfray llegó a la isla en 1867 y avistó a unos diez hombres pescando en la playa. Vestían como salvajes, con el pelo largo y portando arcos y flechas. Al acercarse su bote, los nativos se escondieron. La tripulación de andamaneses que lo acompañaba entró en pánico, asegurando que eran extremadamente feroces. Ante esta situación, Homfray decidió no desembarcar y viró su barco, sin llegar a tocar la costa de Sentinel.

En 1870, Maurice Vidal Portman, oficial británico encargado de documentar a las tribus del archipiélago, desembarcó en Sentinel en busca de nativos. Descubrió que la isla estaba formada principalmente por piedra caliza y coral. Según sus observaciones, el terreno era adecuado para el cultivo de palmeras de coco. Portman logró tener contacto con algunos miembros de la tribu y regresó con la intención de convertir la isla en una plantación de cocos. Sin embargo, esta acción también trajo consigo la introducción de gérmenes y virus que probablemente diezmaron la población y convencieron a los sentineleses de que los extranjeros no traían nada bueno.

La vulnerabilidad de los sentineleses

Desafortunadamente, esta realidad se mantiene vigente en la actualidad. Debido a su completo aislamiento, los sentineleses son considerados "la sociedad más vulnerable del planeta" por Survival International, un movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas. La falta de contacto con el mundo exterior ha hecho que no desarrollen inmunidad frente a enfermedades comunes como la gripe, el sarampión o incluso el coronavirus. Esto los convierte en un blanco fácil para posibles epidemias que podrían diezmar su población en poco tiempo.

SABER MÁS

El reciente lanzamiento de GeoPlaneta, Atlas de fronteras insólitas, promete un viaje por lugares inusuales e impresionantes por tan solo 20,80 euros. Acompáñanos en un recorrido por destinos sorprendentes, como el misterioso Sentinel del Norte, y otras maravillas geográficas.

Visitas prohibidas

La isla de Brasil: un lugar misterioso y peligroso

Visitar la isla de Brasil es algo prácticamente imposible. Sólo se permite el acceso a científicos con los permisos adecuados y a miembros de la armada brasileña, encargados de mantener el faro automatizado desde los años 20. Esto se debe a su pasado maldito y a las peligrosas criaturas que habitan en ella.

En sus inicios, se estima que había más de 4.000 serpientes en la isla. Sin embargo, a lo largo del tiempo, su número ha disminuido drásticamente debido a enfermedades y a la intervención de cazadores furtivos, dispuestos a correr el riesgo de cazarlas por su veneno, con el que se pueden obtener grandes beneficios. Incluso hay quienes pagan hasta 30.000 euros por estas serpientes en peligro de extinción.

La historia de la isla no ayuda a mejorar su reputación. Se dice que su nombre se debe a una hoguera que se encendió en un intento de erradicar las serpientes y convertir la isla en un lugar productivo, pero sin éxito. Otras leyendas cuentan incluso sobre la muerte de 30 personas durante la construcción del faro y de una familia entera por las mordeduras de las serpientes.

INFIERNO O PARAÍSO

Sentinel del Norte cuenta con una abundante diversidad ecológica, caracterizada por una exhuberante vegetación que imposibilita la visibilidad de posibles asentamientos humanos desde vistas aéreas. Sin embargo, la isla no escapa a los efectos del cambio climático y desastres naturales.

Según la Agencia Europea Espacial, el terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter, ocurrido el 26 de diciembre de 2004, que generó el tsunami del Sudeste Asiático, también impactó a Sentinel del Norte. Como consecuencia, los arrecifes de coral que rodeaban la isla emergieron a la superficie debido a las movilizaciones en la placa tectónica. De acuerdo con el programa de colaboración internacional CORDIO (acrónimo en inglés de Degradación de los Arrecifes de Coral en el Océano Índico), es improbable que los arrecifes de Sentinel sobrevivan, así como las lagunas y las principales zonas de pesca.

Por el momento, no existen medios para comprobar el bienestar de los sentineleses, ya que sólo un pequeño número de vuelos internos y helicópteros pertenecientes al Ministerio de Defensa se acerca a la isla, y mantienen una adecuada distancia de seguridad.

Desnudos en la playa el paraíso que se convirtió en la trampa mortal

Derechos de autor y propiedad intelectual

SA LA NACION es titular de todos los derechos reservados sobre sus contenidos y publicaciones, protegidos por la Dirección Nacional del Derecho de Autor bajo el expediente DNDA (renovación) RL-2023-95334553-APN-DNDA#MJ.

Queda expresamente prohibida la reproducción, total o parcial, del diario y sus contenidos sin previo permiso por escrito de la editorial.

Para utilizar cualquier información o material presente en este diario, es necesario obtener la autorización correspondiente de la Dirección Nacional del Derecho de Autor.

En caso de no cumplir con dicha autorización, se procederá conforme a lo establecido en la normativa vigente en materia de propiedad intelectual, incluyendo posibles acciones legales.

Isla de Serpientes o Isla Incendiada

Ubicada a solo 35 kilómetros de la costa sur de Brasil, se encuentra una isla aparentemente paradisíaca desde el aire. Sin embargo, esta hermosa isla no está exenta de problemas, ya que alberga una población densa de serpientes, con un promedio de cinco cobras por metro cuadrado. Entre ellas, se encuentra una especie considerada una de las más peligrosas del mundo: la Golden Lancehead.

Lo primero que llama la atención al llegar a esta isla es su espectacular naturaleza, con playas de ensueño y una vista impresionante del océano. Pero, pronto se descubre el verdadero reto que supone compartir este paraíso con tantas serpientes.

A pesar del peligro que representan, estas criaturas siguen siendo uno de los principales atractivos de la isla. No es de extrañar que muchos aventureros se sientan atraídos por la oportunidad de presenciar de cerca a estas serpientes venenosas, pero siempre bajo la supervisión de guías expertos.

Aunque la Golden Lancehead es la estrella de la isla, no es la única especie de serpiente que habita en sus tierras. También se pueden encontrar diversas variedades de culebras y serpientes marinas, por lo que es esencial tomar siempre precauciones y respetar su entorno para evitar cualquier encuentro desagradable.

Si tienes la valentía de visitarla, estarás ante una experiencia única en un paraíso lleno de vida salvaje.

El enigmático relato del Tesoro escondido de Aliseda

En la década de 1920, dos residentes de la pequeña comunidad de Aliseda, ubicada en la provincia cacereña, se encontraban trabajando en las tierras, extrayendo tierra para la fabricación de tejas. Cuenta la historia que estos hombres perseveraron en su búsqueda hasta llenar dos cubos con un valioso tesoro: joyas en abundancia. Sin embargo, su suerte cambió cuando alguien los denunció, la policía interveniente y el Gobierno finalmente confiscó su hallazgo.

Inicialmente se creía que se trataba de un conjunto de objetos funerarios, pero las diversas investigaciones revelaron un carácter diferente para estas valiosas joyas descubiertas en plena España.

La tumba secreta de un muro divisorio enterrado

Belfast es la capital de Irlanda del Norte, lugar donde en el siglo XX se produjeron enfrentamientos entre católicos y protestantes. Hoy en día, muchos muros divisorios se han convertido en atracciones turísticas, sin embargo, la historia del cementerio municipal de Milltown no es tan conocida. Este lugar, inaugurado en 1869, se encuentra a tres metros de profundidad, debajo de la tierra, por lo que no puede verse a simple vista.

El cementerio de Milltown es una necrópolis con un origen poco usual, ya que se construyó como parte de la solución al conflicto entre católicos y protestantes. A pesar de ser un lugar de descanso eterno, este cementerio mantiene una gran carga histórica debido a su ubicación estratégica durante las enfrentamientos.

Además, el cementerio tiene un gran valor sentimental para la población, ya que la mayoría de personas enterradas allí son víctimas de la violencia sectaria que azotó a la ciudad durante décadas. También se encuentran tumbas de personajes famosos de la ciudad, testigos de su época más conflictiva.

Hoy en día, el cementerio de Milltown es un lugar de paz y reflexión, donde se pueden observar monumentos conmemorativos y ofrendas florales en homenaje a las víctimas de aquellos tiempos oscuros. Un recordatorio de los hechos del pasado y una invocación a la unidad y la reconciliación de la sociedad actual.

Quién está autorizado a ingresar

Nadie se atreve a adentrarse en la densidad de la selva de la Isla de las Cobras, excepto los cazadores furtivos que buscan ejemplares específicos a los que pueden cobrar hasta 30 mil dólares. Sin embargo, el gobierno brasileño ha tomado medidas importantes para evitar que investigadores, exploradores y turistas se aventuren en las profundidades de este lugar.

Los pescadores locales son conocidos por difundir leyendas que espantan a la gente. Una de las más populares cuenta la trágica historia de una familia que perdió la vida al intentar desembarcar en la isla. Otra leyenda sugiere que los piratas llenaron la isla de serpientes para proteger un tesoro multimillonario que escondían allí.

A pesar de estas historias aterradoras, el gobierno brasileño ha tomado medidas para preservar la integridad de la Isla de las Cobras, evitando que más personas se adentren en sus profundidades. Con su densa vegetación y su peligrosa fauna, este lugar sigue siendo un misterio inexplorado para la mayoría de la gente.

Artículos relacionados

Deja un comentario