ver la paja en el ojo ajeno

Ver La Paja En El Ojo Ajeno

¿Por qué te fijas en la pequeña imperfección de tu hermano y ignoras la grave falla que tú mismo tienes? ¿Cómo puedes ofrecer ayuda a tu hermano para quitarle la pequeña imperfección de su ojo, si tú no puedes ver la gran falla en el tuyo? ¡Farsante!, primero deshazte de tu propia falla y entonces podrás tener un juicio justo para ayudar a tu hermano con su pequeña imperfección (Lucas 6, 41-42).

Variantes del dicho detectar defectos en otros

En la casa de un herrero, un cuchillo de madera. Este dicho popular, muy común en España, recalca la ironía de cómo aquellos que se dedican a una profesión no suelen aplicarla en su vida personal. Por ejemplo, un médico que no se somete a sus propias revisiones anuales, un fontanero con las llaves de su casa goteando o un albañil que no ha arreglado una pared en su propio hogar.

No hay mayor ciego que el que no quiere ver. Esta frase, de origen bíblico, destaca cómo a veces una verdad evidente puede pasar desapercibida debido a la negación o la ignorancia emocional de una persona. Se emplea cuando alguien no puede ver la infidelidad de su pareja, por ejemplo.

Sufro en silencio, mientras espero mejores tiempos: Aquel que se encuentra en una posición de inferioridad respecto a alguien que le molesta, no tiene otra opción más que aguantar y mantener la paciencia, con la esperanza de que lleguen tiempos mejores.

La siguiente cita proviene del Nuevo Testamento de la Biblia

El refrán "ver la paja en el ojo ajeno" nos invita a reflexionar sobre nuestras propias acciones antes de señalar las de los demás. También conocido como "ver la paja en el ojo ajeno, y no en la viga del propio", esta frase suele utilizarse como una recomendación para recordarle a alguien que es importante reconocer nuestros propios errores antes de enfocarnos en los de los demás.

Este refrán se remonta a los primeros registros en la Biblia, específicamente en el Nuevo Testamento en pasajes de Lucas 6:41 y Mateo 7:3. En ellos, Jesús nos enseña el valor de la autoevaluación y el cuidado que debemos tener antes de juzgar a los demás.

En Mateo 7:3, Jesús nos advierte sobre el peligro de ser hipócritas al juzgar a los demás. Nos recuerda que seremos juzgados con la misma medida con la que medimos a los demás, por lo que es fundamental mirar primero nuestros propios defectos antes de señalar los de los demás. Solo así podremos ayudar verdaderamente a nuestras hermanas y hermanos a mejorar sin caer en la hipocresía.

Artículos relacionados

Deja un comentario