la vida despues de un traumatismo craneoencefalico

Vivir tras un trauma cerebral problemas conductuales y crear un entorno estructurado

Los daños en la cabeza pueden causar lesiones en el cerebro, es lo que se denomina como traumatismo craneoencefálico. El cerebro, parte fundamental del Sistema Nervioso Central, está resguardado por el cráneo y está compuesto por el cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo. El cerebro, el órgano más complejo dentro del cuerpo humano, es el principal núcleo nervioso y sus distintas áreas son las encargadas del movimiento, las sensaciones y percepciones, las emociones y la conducta y, además, es donde se realizan las funciones mentales más elevadas.

Las secuelas del traumatismo

Después del trágico accidente, José Manuel vive con las secuelas que le ha dejado: le era imposible alimentarse normalmente y tuvo daños en su lado derecho, tanto en su pierna como en su brazo, en la mandíbula, ambos ojos y en uno de sus oídos. Sin embargo, las secuelas más devastadoras fueron, sin duda alguna, causadas por el grave traumatismo craneoencefálico que sufrió.

Este tipo de lesión cerebral adquirida (DCA) no es hereditaria ni degenerativa, como indican desde la Federación Galega de Dano Cerebral (Fegadace). Los traumatismos craneoencefálicos se producen cuando el cerebro absorbe una gran cantidad de energía cinética de manera brusca. Un movimiento repentino puede hacer que el cerebro rebote o se retuerza en el cráneo, lo que produce lesiones en las células cerebrales, ruptura de vasos sanguíneos y cambios químicos. Las lesiones más comunes incluyen contusiones por el impacto y contragolpe, contusiones por el roce con estructuras óseas en la base del cráneo y lesiones axonales difusas (daños en una amplia área del cerebro en traumatismos...).

Una de las primeras consecuencias de estas lesiones suele ser una alteración en la conciencia o incluso un estado de coma, como le ocurrió a José Manuel. La intensidad y duración de este estado varía, y en algunos casos puede prolongarse durante meses, provocando importantes secuelas a largo plazo.

El caso de Schumacher

En situaciones moderadas y graves, como aparentemente ha ocurrido con Schumacher, la observación suele ser de entre 48 y 72 horas. En estos casos, el cerebro puede inflamarse en personas jóvenes, lo que puede llevar a daños axonales difusos, isquemia o edema cerebral. Para evitar esto, se realiza una craneotomía descompresiva que permite que el cerebro se expanda y no dañe al paciente.

Pronóstico y recuperación

El pronóstico depende de la gravedad y la rapidez con la que se actúa. Después de la fase aguda, un médico señala que los jóvenes tienen mejores perspectivas debido a la "plasticidad neuronal". En cuanto al tiempo de recuperación, se destaca una media de dos años para mejorar los déficits neurológicos.

Secuelas y daños

Las secuelas dependerán de la ubicación de la lesión, siendo las lesiones en los lóbulos temporales, que son menos densos, las que tienen peor pronóstico. En general, las principales alteraciones cognitivas incluyen problemas de control de la conducta, dificultades para abstraer y resolver problemas, trastornos de aprendizaje y memoria, así como alteraciones en la personalidad y el ajuste emocional. También pueden presentarse alteraciones físicas como problemas en la movilidad y el lenguaje, así como en los sentidos de la visión, audición, tacto y gusto.

La dualidad de su vida actual una comparación entre el día y la noche

La valoración neuropsicológica es fundamental para determinar el alcance de las alteraciones en el funcionamiento cognitivo. A menudo, la memoria es la única capacidad afectada, pero en ocasiones otras habilidades también están comprometidas, y por lo tanto, la rehabilitación debe abordarse de manera integral. La memoria puede depender de otras habilidades, como la atención, por lo que su deterioro puede tener un impacto directo en su funcionamiento general, como señala Vinagre.

A lo largo de dos días a la semana, el joven asiste a sesiones de terapia neurológica en la asociación. Durante estas sesiones, trabaja en ejercicios diseñados para mejorar su memoria, como fijarse en objetos e ideas específicas para recordarlas más tarde. "Utilizo estrategias para mejorar mi memoria reciente", afirma el joven.

No es posible recuperar la memoria perdida, pero es crucial proporcionar a estas personas estrategias y técnicas que les permitan recordar de manera más efectiva y aprovechar al máximo su memoria. Además, se les enseña a utilizar estrategias compensatorias, como el uso de diarios, agendas, dispositivos móviles y alarmas, para adaptarse a su déficit de memoria y ser lo más funcionales e independientes posible en su vida diaria, explica la neuropsicóloga.

Restablecimiento tras dos años de un traumatismo cerebral

La investigación del programa TBI Model System ha revelado datos clave sobre la recuperación de individuos con una LCT moderada a grave, dos años después de la lesión.

Es importante tener en cuenta que estos hallazgos se basan en un extenso grupo de personas que han experimentado este tipo de lesión y que tienen un margen de tiempo de dos años para su recuperación. Para un individuo en particular, durante la fase inicial de su curación, es difícil determinar si este podrá volver al trabajo, vivir de manera independiente o precisar de supervisión, entre otras posibles situaciones.

Además, es importante destacar que la recuperación en estas áreas mencionadas puede continuar ocurriendo incluso después de los dos años previamente mencionados. Varios factores, como la edad, la condición de salud previa, el entorno y el nivel de independencia o actividades realizadas antes de la lesión, también tienen un papel significativo en el proceso de recuperación.

Pérdidas de memoria

Una de las dificultades que yo enfrentaba era mi falta de memoria. Durante mi estancia en el Hospital de Oza, después de comer, mi hermana solía preguntarme qué había comido y yo no podía darle una respuesta satisfactoria.

Lola Vinagre, psicóloga clínica y experta en neuropsicología en Adaceco, destaca que "cuando se sufre un traumatismo craneoencefálico, las secuelas cognitivas dependerán de la gravedad del impacto y de la zona afectada". Según la experta, la memoria no se encuentra en una sola área del cerebro, sino que involucra diferentes partes como el hipocampo, la amígdala, la corteza prefrontal y el cerebelo. Esto puede provocar problemas de memoria, especialmente en casos de traumatismos moderados...

Olvidar información recientemente mencionada, conversaciones, ubicaciones de objetos, citas importantes, no recordar rutinas diarias, olvidar medicamentos o no saber en qué día estamos. Estos son algunos ejemplos de los problemas de memoria que pueden experimentar personas como José Manuel, que han sufrido un traumatismo similar. Según la neuropsicóloga, los recuerdos más antiguos, previos al accidente, suelen ser más preservados, aunque no siempre es el caso. En algunos casos, se pueden producir amnesias que abarcan uno o dos años...

Posibles etapas de recuperación

Impacto de una lesión cerebral moderada a grave

En las primeras semanas después de una lesión cerebral de moderada a grave, es común que se presenten ciertos efectos en el tejido cerebral sano. Puede haber hinchazón, sangrado o cambios en la química del cerebro, lo que afecta la función cerebral. Es posible que la persona tenga los ojos cerrados y no muestre signos de conciencia. Sin embargo, a medida que la hinchazón disminuye y mejora el flujo sanguíneo y la química del cerebro, la función cerebral tiende a mejorar.

Confusión y desorientación

Tras una LCT moderada a grave, es común que la persona experimente un período de confusión y desorientación, también conocido como "amnesia postraumática". Durante este lapso, pueden presentarse dificultades para prestar atención y recordar cosas. La persona también puede sentirse agitada, nerviosa e inquieta, y tener cambios en sus patrones de sueño. Además, puede reaccionar de manera exagerada ante estímulos y tener dificultades para distinguir entre lo real y lo imaginario.

Comportamiento incoherente

Otro efecto común de una lesión cerebral es el comportamiento incoherente. Algunos días pueden ser mejores que otros para la persona en recuperación, y es normal tener altibajos en esta etapa. En ocasiones, estos altibajos pueden durar días o incluso semanas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que son una parte normal del proceso de recuperación y no deben ser motivo de preocupación.

Efectos a largo plazo

Las posibles secuelas de una lesión cerebral pueden generar múltiples dudas en familiares y cuidadores. Sin embargo, es complicado determinar con exactitud los efectos a largo plazo debido a diversos factores.

Cabe destacar que mientras más grave sea la lesión, menor será la probabilidad de una recuperación completa. Además, el tiempo de inconsciencia y confusión posterior a la lesión pueden ser indicadores de la rapidez y eficacia de la recuperación.

Es comprensible que los encargados del cuidado de la persona lesionada tengan inquietudes acerca de los posibles efectos a largo plazo. No obstante, debido a varios factores, es difícil establecer con certeza cómo afectará la lesión en el futuro.

Es importante tener en cuenta que la gravedad de la lesión influye en el proceso de recuperación. Mientras más grave sea, menor será la posibilidad de una recuperación total. Además, el periodo de inconsciencia y confusión posterior a la lesión pueden ser indicadores de la evolución de la persona.

Sin embargo, es importante tener en cuenta la gravedad de la lesión y el tiempo de recuperación para tener una idea de la evolución futura de la persona.

Ampliando la colección Comprender la Ley de Contratos

Distintas cuestiones mencionadas en esta hoja informativa se tratan con mayor profundidad en otros documentos de MSKTC sobre LCT. Para acceder a ellos, simplemente visite https://msktc.org/LCT/factsheets. Además, también puede encontrar una serie completa de hojas informativas sobre cómo entender la LTC en https://msktc.org/LCT/factsheets/Understanding-LCT. Descargar y leer estas hojas informativas puede proporcionarle una mayor comprensión de este tema.

Si desea información más detallada sobre LCT, le recomendamos visitar otros documentos de MSKTC dedicados específicamente a este tema. Estos se encuentran disponibles para su lectura y descarga en el sitio web de MSKTC.

En la serie de hojas informativas Entender la LTC, también podrá encontrar una amplia gama de recursos que le ayudarán a profundizar en su comprensión sobre la LTC. Consulte la sección de hojas informativas sobre LCT en el sitio web de MSKTC para obtener más información. https://msktc.org/LCT/factsheets/Understanding-LCT.

Además, no se pierda la serie Entender la LTC en https://msktc.org/LCT/factsheets/Understanding-LCT, que puede ser de gran ayuda en su aprendizaje.

Artículos relacionados

Deja un comentario